sábado, 10 de noviembre de 2012

Nubes de algodon

Hoy me he levantado temprano, a las 4:50 de la mañana, solo para contemplar el cielo raso, inmenso e inundado de estrellas, la luna se escondía detrás de una nube blanca y algodonada. Rompí un trozo de algodón y me lo llevé a la boca, no era dulce, mas bien sabia a una compresa de noche usada. Abrí los ojos asqueado, mis manos rebuscaban inconscientes en el cubo de basura. Una compresa de noche usada, mordisqueada y envuelta en papel higiénico descansaba sobre unas cajas de pizza congeladas y latas de cerveza vacías de marca blanca casi transparente, la cena de ayer. La vida es una mierda, pensé y me marché a trabajar.
Llovía a cantaros.

nubes de algodon

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada