jueves, 28 de febrero de 2013

Nevaba y nevaba y nevaba...

Nevaba y nevaba y nevaba y nevaba y yo trabajaba y trabajaba y trabajaba y me empapaba y me empapaba y me cabreaba. 
¡No hacia un buen día, pero si bonito!
 Levanté los ojos hacia el cielo y abrí la boca para atrapar algún copo de nieve, solté mi herramienta y extendí los brazos. Sonreía, estaba contento, hacía mucho que no disfrutaba de un día de nieve, hice unas piruetas en el aire, luego me subí a un banco, salté en un charco, cogí  de las manos a la primera mujer que pasaba por ahí toda abrigada y empecé a dar vueltas con ellas a ritmo de vals, luego la besé. Me pinchó con la barba y me di cuenta que era un tío con pelo largo y eché a correr. Me persiguió un buen rato y luego desistió. Yo también desistí, volví a por la herramienta y me marché a casa pensando en el calor del fuego que me esperaba en la chimenea que tengo... como protector de pantalla.

Mi chimenea particular

lunes, 25 de febrero de 2013

My name is 13, Sheol 13

Que si, que si, que iba yo tan tranquilo por la calle Comandante Zorrita de Madrid el viernes, víspera de los Oscars cuando mis ojos se topan con un personaje un tanto peculiar: traje, zapatillas rojas, barba blanca, melena blanca y cinta gris en la frente. Iba acompañado por otros dos trajeados a los que no presté demasiada atención  Me acercaba al grupo sin dejar de mirar descaradamente al hombre de la barba, parecía un viejo cantante de country, sin embargo no se me encendió ninguna lucecita esclarecedora. Volví la mirada hacia los otros dos que le acompañaban. Fue entonces cuando mi mandíbula se soltó y cayó estrepitosamente al suelo, mi lengua se desenrolló sobre la acera y mis globos oculares casi le pegan en la frente a uno de ellos. Allí estaba, impecable, con su traje gris oscuro, zapatos negros y camisa blanca sin corbata y con su inconfundible sonrisa al mas estilo James Bond, el señor Pierce Brosnan. Me emocioné, si hombre, si, tanto que le dio tiempo escabullirse y entrar en Ferreriro para comerse unas judías el muy gentleman. Me quedé sin foto, como siempre. Si es que soy muy bobo. 

Pierce Brosnan

martes, 5 de febrero de 2013

Amigo virtual

Qué si, que era yo. El que sale en los vídeos de youtube y en las fotos de facebook y twitter.
Ya sé, no estabas segura y no te atreviste a decirme nada. No muerdo. No. Al no ser que me enseñes un pezón. Pero no antes de charlar, de tomarnos algo, una caña, un refresco, un café o de las manos. 
¿Quien eres? Venga me lo puedes decir. Me has mirado como si me conocieras, yo te devolví la mirada pero seguí con mi camino. Sentí tus ojos clavados en mi nuca, hasta la vigilante se dio cuenta de que me seguías con las mirada. Me analizó de arriba abajo, pero no le parecí guapo y tampoco sospechoso, siguió con su ronda. Yo no me volví, debí hacerlo y preguntarte si me conocías de algo, pero justo entraba el tren en la estación y tenia prisa, prisa por desaparecer por si te debía algo. 
Ahora no puedo dormir, no puedo comer ni dejar de buscarte entre los rostros femeninos que esperan el metro cuando paso por la estación de Chueca. La próxima vez atrévete, no te cortes, dime algo.
 ¡Que soy yo! 
¡Si! 
Soy yo. 
O a lo mejor no. 

Sheol 13