domingo, 16 de febrero de 2014

Noches de desenfreno

14 de febrero, día de los enamorados. 
"¡Qué noche la de aquel día!" 
Bueno, sinceramente me da igual que sea 14, 15, o 33 de febrero yo estoy enamorado las 24 horas al día los 365 días al año y lo celebramos toda las noches de igual manera: 
Cenita rica, un bueno vino, una buena conversación, bromas, risas, caricias, besos y sexo desenfrenado. 
Ella siempre está dispuesta, siempre tan sumisa, tan abierta a nuevos juegos, incansable, insaciable y maleable y yo mas contento que un suicida amenazado de muerte. 
También es verdad que últimamente trabajo tanto que me he vuelvo perezoso y descuidado, y solo me ocupo de su higiene cuando ya empieza a apestar un poco. 
Solo espero que me perdone, que no se lo tome a mal, que no cambie y me odie, que entienda que lavarla bien y luego desinflarla cada noche para luego inflarla otra vez, resulta un poco cansino.    

Ella

6 comentarios:

  1. Jajajaja. No sé qué comentar a esto... Lo bueno es que nunca se queja, supongo. Un besote!!!

    ResponderEliminar
  2. Uy y bueno te mando un abrazo y te deseo una buena semana

    ResponderEliminar
  3. Tu muñeca siempre estará a tu lado. Pero ojo!, no la trates con mucha dureza que se puede pinchar...

    un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Jajaja, así cualquiera...

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  5. Jajaja esto fue un tanto..raro. No me imaginaba a dónde iba todo el relato. Sin dudas me suscribo, un saludo!!

    ResponderEliminar