miércoles, 23 de abril de 2014

Química y física

Hace dos días estuve hablando con una compañera sobre nada en particular y sobre todo en general. 
Mientras ella hablaba yo escuchaba y mientras yo hablaba ella me miraba. 
No sé como pasó pero ocurrió. 
Fue como el golpe de una maceta en la cabeza al pasear. 
Ella se percató y sonrió y yo me sonrojé, como no. 
De lo químico a lo físico solo quedaba un paso, un paso que yo no di pero ella si. 
Me dijo que todas las tardes solía salir a dar un paseo en bici. 
Le contesté... que yo no.  


5 comentarios:

  1. Uy solo es dar un paso. Genial relato te mando un beso

    ResponderEliminar
  2. Es que ya puedo yo conocer al hombre de mi vida que como me mande a hacer ejercicio físico ahí termina el idilio. Jajaja. Besotes.

    ResponderEliminar
  3. Muy buen relato. De lo químico a lo físico sólo hay un pequeño paso. Diría que es casi automático. Puedes resistirte a lo químico, pero nunca a lo físico. Saludos!!

    ResponderEliminar
  4. jajaj dependemos de las decisiones
    Muy buen relato
    Abrazos

    ResponderEliminar
  5. Um bom e interessante relato.
    Foi uma grata satisfação conhecer o seu espaço literário.
    Saludos desde Brasil:
    Geraldo

    ResponderEliminar