jueves, 5 de febrero de 2015

La vida injusta

La vida es injusta. 
Si, claro, lo sé. 
Cada uno con lo suyo.
Si el año pasado empezó bien, este va camino a convertirse en el peor año de la historia... y solo estamos al principio. 
Si acabará mejor o peor ya no está en mis manos, está en las manos de Dios Todopoderoso. 
¿¡Ay Señor mio, que he hecho yo para merecer esto!? 
¿No enrollé con el mas mínimo cuidado mis 18 porros diarios, no llené hasta arriba de ron las copas de vinos y me las bebí hasta al fondo hasta quedarme sin aliento, no me masturbe 3 veces al día delante de la ventana en infantil horario, no empujé bastantes vejestorios para pillar asiento en el metro, no me cague en su puñetera madre bastantes veces al minuto, no me follé a la china de la esquina, a la madre de mi cuñada y al vecino de abajo, no partí bastantes caras, no rompí bastante bancos, no ahorque bastantes gatos, no pisé bastantes sapos? 
¿Que mas quieres que haga para que me hagas caso?  


No hay comentarios:

Publicar un comentario